Escucha esta nota aquí

El número de muertes sospechosas y confirmadas por coronavirus en el Reino Unido se acerca a las 50.000, según datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) publicados este martes.

Este organismo contabilizó, hasta el 29 de mayo, 49.989 casos en los que el Covid-19 figura como causa probable o segura de la muerte en los certificados de defunción.

Desde el inicio de la crisis, estos datos son superiores a los de las autoridades sanitarias británicas, que solo registran los fallecimientos de personas que dieron positivo al test de coronavirus: 40.597 hasta el lunes. 

En ambos casos, el Reino Unido se sitúa como el país más castigado de Europa y segundo en el mundo tras Estados Unidos, aunque es difícil comparar dados los distintos métodos de conteos utilizados en cada país.

Los datos de la ONS también muestran que en las 10 semanas desde que comenzó la pandemia en marzo hubo en Inglaterra y Gales 57.961 fallecimientos más que el promedio de los últimos cinco años. 

El ministerio de Sanidad británico anunció 55 nuevas muertes el lunes, la cifra diaria más baja desde el 22 de marzo, víspera del inicio de un confinamiento que toca a su fin con el levantamiento progresivo de las restricciones.