Escucha esta nota aquí

El presidente israelí Reuven Rivlin encargó ayer al jefe del partido de centro Azul-Blanco, Benny Gantz, rival del primer ministro saliente Benjamin Netanyahu, formar nuevo gobierno con el objetivo de sacar al país de una larga crisis política y de afrontar el nuevo coronavirus.

En las elecciones legislativas del 2 de marzo, las terceras en menos de un año, el Likud, partido de derecha de Benjamin Netanyahu obtuvo el mayor número de bancas, 36 sobre un total de 120 en el parlamento, contra 33 de la fuerza de Benny Gantz.

Pero tras consultas el domingo con los representantes de los partidos que tendrán presencia en el parlamento, 61 diputados recomendaron al presidente Rivlin a Gantz, contra 58 a Netanyahu.

“Por ello, le confío esta oportunidad de formar un gobierno” declaró Rivlin dirigiéndose a Benny Gantz, exjefe del Estado mayor de 60 años. (AFP)



Comentarios