Escucha esta nota aquí

El Salvador, considerado como uno de los países más violentos del mundo, cerró el 2020 con 1.322 homicidios, aproximadamente un 45 % menos que los que se registraron en el 2019, informó este viernes (01.01.2021) la Presidencia.

La fuente, que retoma las estadísticas de la Policía Nacional Civil (PNC), señaló que entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020 hubo 1.322 homicidios en el territorio nacional, con un promedio de 3,67 muertes diarias, una cifra por debajo de la registrada en el mismo período de 2019, cuando se cometieron 2.398 homicidios, con un promedio diario de 6,6 homicidios.

La Presidencia apuntó, sin precisar fechas, que durante el 2020 El Salvador sumó 30 días sin homicidios e indicó que cuando el presidente Nayib Bukele tomó posesión de su cargo, el 1 de junio de 2019, en el país se registraba un promedio diario de 8,91 homicidios.

Las autoridades de seguridad del actual Gobierno atribuyen la baja a un plan de "control territorial" lanzado el pasado 20 de junio.

Esta iniciativa, que no dista de los planes de la última Administración, se basa en concentrar a más 7.000 miembros de la Policía y del Ejército en las localidades controladas por las pandillas para tratar de cortar la fuentes de financiación de estas.

El Salvador es considerado uno de los países más violentos del mundo por las altas tasas de homicidios computadas anualmente, crímenes atribuidos, en su mayoría, a las acciones de las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18.

El 2015 se constituyó en el año más sangriento de la historia reciente salvadoreña y el 2016 ocupa la segunda plaza con 5.280 asesinatos. El año 2017 cerró con 3.962 homicidios y el 2018 con 3.346.

jc (efe, El Mundo)

Comentarios