Escucha esta nota aquí

El sector aeronáutico francés cifra en más de $us 1.000 millones sus necesidades para superar la crisis provocada por el coronavirus, dijo hoy el presidente del grupo de industrias aeronáuticas y espaciales (Gifas) Eric Trappier.

La cadena de proveedores "se ve muy afectada porque trabaja principalmente con Airbus, Safran o Boeing y padece directamente" las disminuciones de las cadencias de producción de aviones, generadas por el derrumbe del tráfico aéreo y las dificultades de las compañías aéreas, aseguró durante una videoconferencia.

"Todas las pequeñas y medianas empresas están afectadas, varias decenas de ellas con grandes dificultades" dijo el presidente del Gifas, que agrupa a 400 sociedades del sector, y que representan cerca de 200.000 empleos en Francia.

Para hacer frente a una crisis que se anuncia duradera "se necesitarán soluciones de recapitalización para poder subsistir" agregó, declarándose partidario de amplias fuentes de financiación.

"La necesidad no ha sido completamente identificada (...) pero la unidad de medida es más bien de $us 1.083 millones ¿Serán 1.000, 2.000 o 3.000 millones? No lo sé" afirmó Trappier, quien es asimismo presidente ejecutivo del grupo francés Dassault Aviation.

Ayer el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, aludió al examen de un programa de apoyo para los sectores aeronáutico y automotor.

El sector aéreo se ha comprometido a dividir por dos antes de 2050 sus emisiones de CO2 con respecto a 2005. Los esfuerzos de investigación e inversión en este sentido, que suelen ser los primeros afectados por las crisis serán por ello preservados.

"Es fundamental mantener la capacidad de desarrollar nuevos aviones, de desarrollar nuevas tecnologías para lograr aviones cada vez más verdes" afirmó Trappier.