Escucha esta nota aquí

El Covid-19, hasta hoy jueves, ha sido el causante de 2.338 muertes en Ecuador. También provocó que el aparato productivo y económico haya tenido grandes pérdidas, en especial el transporte público y municipal. Por esta razón, tanto los transportistas como el Municipio de Quito están en constantes diálogos para establecer las seguridades que deben brindar los buses urbanos a los ciudadanos, según un reporte del diario El Universo.

El secretario de Movilidad Municipal, Guillermo Abad, se refirió sobre el tema y manifestó que el reingreso del transporte público a la ciudad tiene que ser totalmente ordenado y con el distanciamiento sugerido por los protocolos que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), porque hay que considerar que uno de los mayores puntos de contagio de este virus son los medios de transporte masivos, algo demostrado en Wuhan, China.

Basados en esta experiencia y con datos importantes de la OMS, que indica que el 62% de los contagios detectados en el mundo nacen en el transporte público -en la estación o con el dinero en efectivo-, están considerando que el retorno de los buses a la ciudad de Quito tiene que ser en una capacidad del 30%, es decir, máximo 27 personas por bus o menos.

En cuanto al cobro de los pasajes, Abad dijo que para evitar el contagio por medio del dinero se ha decidido que el transporte público sea gratuito para que no exista circulante de por medio.

El secretario apuntó que el municipio hará un gran esfuerzo económico para entregar compensaciones a los transportistas y de esta forma el pasaje sea gratuito. Así evitan que traten de llevar más pasajeros de lo permitido, ya que ganarán lo mismo.

Abad aseguro que para el pago de este subsidio el cabildo está programando su presupuesto. Esto significa que se van a suspender algunas actividades culturales que se iban a realizar este año. "Con estos recortes esperamos solventar por dos o tres meses dicho subsidio, porque para ese tiempo esperamos que el virus este controlado", afirmó.