Escucha esta nota aquí

Los ejecutivos de 27 grandes empresas de Nueva York, entre ellas JPMorgan Chase, IBM y Amazon, se comprometieron el martes a dar trabajo a 100.000 personas con bajos ingresos y/o integrantes de las minorías negra, latina o asiática para 2030.

Reunidos en el "Consejo de CEOs para empleos en Nueva York", los jefes de las empresas dijeron querer trabajar con instituciones educativas y organizaciones comunitarias para ayudar al desarrollo de los neoyorquinos desfavorecidos.

Los jefes empresariales, que señalan que Nueva York es la ciudad más rica de Estados Unidos, proponen ofrecer puestos de aprendizaje a 25.000 estudiantes de la universidad pública CUNY, utilizando sus recursos y redes para compartir sus mejores prácticas.

"Nuestra misión es garantizar que los residentes de las comunidades más vulnerables de Nueva York puedan desarrollar las habilidades necesarias para seguir carreras prometedoras y beneficiarse de la recuperación económica de la ciudad", dijo Gail Mellow, que dirige este nuevo grupo, en un comunicado.

La pandemia de coronavirus acentuó las desigualdades sociales, y los más desfavorecidos se han visto más afectados tanto en materia de contagios como de pérdida de empleos.

Pero "incluso antes de la pandemia, que tuvo un impacto desproporcionado en las comunidades negras, latinas y asiáticas de bajos ingresos, el desempleo en el Bronx ya era un 85% más alto que en Manhattan", subraya el texto.

Y hay una demanda de empleos calificados que no se han llenado, agregan los integrantes del nuevo consejo, que incluye a empresas financieras, consultorías, firmas tecnológicas, hospitales, medios y operadores de telecomunicaciones.