Escucha esta nota aquí

El 5 de abril de este 2019 se cumplieron 27 años desde que el entonces presidente de Perú, Alberto Fujimori, había decidido el cierre del Congreso en el vecino país, bajo el argumento de fortalecer la lucha contra el terrorismo. Tenía el apoyo de la población.

El periódico El Comercio de Perú destacó que Fujimori brindó un mensaje a la nación donde habló del inicio de un “gobierno de emergencia y reconstrucción nacional”, lo que implicaba el cierre del Congreso de la República.

La decisión de Fujimori es conocida como el ‘autogolpe del 5 de abril’. Significó la reorganización del Poder Judicial, el Tribunal de Garantías Constitucionales (hoy Tribunal Constitucional) y el Ministerio Público.

Fujimori argumentó que Perú requería fortalecer la lucha contra el terrorismo, dándole protagonismo a las Fuerzas Armadas y respaldándolas con legislación antisubversiva. Habló también de erradicar la corrupción y reformar las instituciones.

Mientras el discurso era transmitido por señal abierta, las Fuerzas Armadas salieron a las calles para evitar protestas.

El diario Correo destaca que la mañana siguiente, el entonces presidente del Senado de Perú, Felipe Osterling, fue impedido de ejercer funciones y se le negó su ingreso al Palacio Legislativo en Lima; mientras que el presidente de la Cámara de Diputados, Roberto Ramírez del Villar fue cesado en sus labores legislativas y recluido en su residencia bajo arresto domiciliario.

El depuesto Congreso se mantuvo sesionando en secreto y después en el Colegio de Abogados de Lima, a fin de dictar una norma para destituir de la presidencia a Fujimori y nombrar en su reemplazo al vicepresidente Máximo San Román.

Al año siguiente se instaló el Congreso Constituyente Democrático, que aprobó la Constitución de 1993 y que instituyó el sistema unicameral.

El Comercio destaca que dos días después de la decisión de Fujimori, una empresa encuestadora en Perú realizó un sondeo a la población. El 71% de los entrevistados aprobaba la disolución del Congreso.

Este lunes en la tarde, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció la disolución constitucional del Congreso y la convocatoria a nuevas elecciones legislativas.