Escucha esta nota aquí

Ecuador registró este domingo una nueva muerte de un privado de libertad contagiado de coronavirus, informó el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI). 

Un reo que fue trasladado por neumonía a un hospital desde la cárcel El Turi, en la andina Cuenca (sur), dio positivo por Covid-19 y tras recibir "atención médica adecuada en cuidados intensivos, sin embargo, este 6 de junio los galenos confirmaron su deceso a causa del virus", señaló el organismo en un comunicado. 

Agregó que en dicha cárcel se tomaron pruebas rápidas a 185 detenidos de los cuales 11 personas dieron positivo para coronavirus y actualmente "se encuentran aisladas con síntomas leves", pero advirtió que "si hay alguna complicación serán derivados de inmediato a diferentes casas de salud de la ciudad". 

Además, el organismo a cargo de las cárceles en el país, reveló el caso de otra reclusa que fue evacuada a un sanatorio para determinar si padece del nuevo coronavirus, sin precisar más detalles. 

El SNAI a lo largo de la pandemia reportó la muerte de otros tres reos por Covid-19: uno en Quito y otros dos en la cárcel de Ambato (sur), donde las autoridades anunciaron a mediados de mayo que un 70% de los 620 presos se contagió, pero se controló dicho brote y doce presos que estuvieron hospitalizados regresaron sanos a la cárcel. 

Según autoridades penitenciarias, alrededor de 500 detenidos a nivel nacional se infectaron de Covid-19 en las cárceles de Ecuador, donde hay unas 38.000 personas.

Ecuador, con 17,5 millones de habitantes y que en febrero declaró la presencia del coronavirus, es uno de los más golpeados en Latinoamérica por la pandemia, que deja más de 43.000 casos, incluidos 3.621 muertos. 

Las autoridades también reportan 2.400 fallecidos probables por el Covid-19. 

La sobrepoblación carcelaria, que bajó de 42% a 30% mediante medidas sustitutivas a la prisión durante la pandemia, y las constantes riñas mortales entre los detenidos llevaron al gobierno ecuatoriano a declarar el estado de emergencia en las prisiones entre mayo y agosto de 2019