Escucha esta nota aquí

En Israel ya se está inoculando una tercera dosis de la vacuna Pfizer para las personas adultas que tienen enfermedades de base o un sistema inmunitario débil. El gobierno analiza si es necesaria una dosis más para la población en general.

El desastre causado por la variante Delta provocó esta nueva 'ola' de vacunación en Israel. Los nuevos contagios han pasado en el último mes de un solo dígito a unos 450 al día. Por órdenes del ministro de Sanidad, Nitzan Horowitz, los adultos con sistemas inmunitarios deteriorados que hayan recibido dos dosis de la vacuna de Pfizer podrán recibir una inyección de refuerzo.

Pfizer y su socio BioNTech SE, los principales proveedores de la vacuna que rápidamente se dispuso en Israel desde diciembre, dijeron el jueves que pedirán a los reguladores estadounidenses y europeos que autoricen en un tiempo más esta nueva dosis de refuerzo.

Las dos empresas citaron un mayor riesgo de infección después de seis meses al solicitar permiso para una tercera inyección. Ante las críticas de algunos científicos y funcionarios, las empresas no compartieron los datos que mostraban ese riesgo, pero dijeron que pronto se harían públicos.

"Estamos examinando esta cuestión y todavía no tenemos una respuesta definitiva", dijo el ministro Horowitz, en declaraciones a la radio pública Kan, sobre un nuevo refuerzo para la población general en Israel.

Israel ha administrado casi exclusivamente vacunas de Pfizer a alrededor del 60% de sus 9,3 millones de habitantes. Sin embargo, un lote de 700.000 dosis que expiraba a finales de julio fue enviado a Corea del Sur, ya que una reciente desaceleración en el ritmo de vacunación habría hecho que las dosis se desperdiciaran.



Comentarios