Escucha esta nota aquí

Los chilenos volvieron a sorprender y se inclinaron por candidatos jóvenes y que encarnan una nueva generación de políticos en las primarias presidenciales de la izquierda y la derecha, demostrando que buscan cambios al modelo, pero de forma gradual y moderada, según analistas.

Con 35 años -la edad mínima para competir por la presidencia de Chile-, Gabriel Boric, diputado del joven partido político Convergencia Social, parte del izquierdista Frente Amplio, se impuso al comunista Daniel Jadue.

En la primaria de la derecha, en la que competían cuatro candidatos, ganó el aspirante más joven: el independiente Sebastián Sichel, de 43 años, quien dejó atrás al histórico líder conservador Joaquín Lavín, que buscaba su tercera candidatura. /AFP

Comentarios