Escucha esta nota aquí

El alto el fuego acordado por Armenia y Azerbaiyán en el enclave separatista de Nagorno Karabaj entró en vigor este sábado a mediodía (08:00 GMT) con el objetivo de poner fin a dos semanas de intensos combates.

Las autoridades de este enclave separatista y las fuerzas azerbaiyanas se acusaron mutuamente hoy día, poco antes del inicio de la tregua, de haber realizado bombardeos en la zona.

De repente, la calma regresó a la ciudad de Stepanakert, capital autoproclamada del enclave separatista de Nagorno Karabaj, donde las sirenas resonaban hasta poco antes de que la tregua entrara en vigor.

Según un periodista de la AFP en la ciudad, algunos habitantes se atrevían a asomarse a la puerta de sus casas y observaban el cielo, tras varios días de bombardeos en los que debieron huir o refugiarse en los sótanos.