Escucha esta nota aquí

La profesora de 43 años fallecida dos semanas después de haber sido inoculada con la vacuna de AstraZeneca no murió como consecuencia de dicha vacuna, según revelan los primeros indicios de la autopsia realizada en el marco de este caso.

La mujer, identificada como originaria de Marbella por el diario local "Sur", habría sufrido una hemorragia cerebral como consecuencia de un aneurisma, informa el medio. "Sur" cita para su informe a distintas fuentes.

 Según éstas, los resultados preliminares de la autopsia indicarían que la fallecida habría tenido predisposición a sufrir accidentes cerebrovasculares.

En la autopsia, "no se han detentado indicios de trombo", afirma el periódico. El rotativo aclara que aún hay que esperar la confirmación de varios estudios para emitir un dictamen definitivo.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios también realiza estudios para determinar la causa exacta del deceso de la mujer.

EL(Sur, El Mundo)

Comentarios