Escucha esta nota aquí

La ministra española de Turismo, Reyes Maroto, anunció este jueves que España reabrirá sus fronteras terrestres con Francia y Portugal el 22 de junio, tres meses después del cierre decretado para combatir la pandemia del coronavirus.

"En el caso de Francia y Portugal, quería también confirmaros que a partir del 22 de junio se van a quitar las restricciones en la movilidad terrestre", señaló Maroto en un encuentro con prensa internacional.

La ministra indicó también que "en principio (...) se eliminarán las cuarentenas" de catorce días impuestas ahora a las personas que entran en España, aunque eso "es algo que tenemos que aprobar" todavía.

"Eso es muy importante porque nos va a permitir recuperar también un volumen de turistas tanto franceses como de Portugal", indicó.

Esta cuarentena se aplicó a mediados de mayo para evitar la entrada de casos importados de coronavirus justo cuando la pandemia remitía en el país y las autoridades sanitarias iniciaban un cauteloso proceso de desescalada que debe terminar entre finales de junio y comienzos de julio.

El sector turístico, pilar fundamental de la economía española y uno de los más castigados por la pandemia, criticó esta medida y pidió al gobierno un horizonte de apertura de fronteras que permitiera reactivar la contratación de reservas para el verano.

El jefe de gobierno socialista Pedro Sánchez informó que esta restricción se levantaría a partir del 1 de julio.

Maroto reconoció que "hay un debate, teniendo en cuenta la mejora de los datos epidemiológicos de España, para poder adelantar la eliminación de esta cuarentena" también por las llegadas aéreas.

"Hoy no os doy esta certeza (...) pero si se dan las condiciones para poder quitar las cuarentenas antes del 1 de julio, así lo haremos", añadió.

Las fronteras terrestres se cerraron el 22 de marzo con el país en estado de alarma por la pandemia y solo se permitía el tránsito de personas o bienes esenciales (personal sanitario, alimentación...).

Con el fin del estado de alarma el 21 de junio, "se eliminan esas restricciones y se va a recuperar movilidad entre esos países tan importantes" para el sector turístico, dijo Maroto.

Un ejemplo es un programa piloto aprobado entre el gobierno regional de Baleares y el turoperador germano TUI para que unos 6.000 turistas alemanes puedan viajar a este archipiélago mediterráneo "a partir de la segunda mitad de junio", explicó.