Escucha esta nota aquí

Los restos de un centenar de mamuts y otros animales prehistóricos de entre 10.000 y 25.000 años de antigüedad han quedado al descubierto durante la construcción del nuevo aeropuerto de Ciudad de México. 

Los primeros descubrimientos se registraron en octubre de 2019 en la base aérea militar de Santa Lucía, en Zumpango (periferia de la capital), donde el gobierno edifica la terminal aérea. 

"En octubre que iniciamos los trabajos realizamos los primeros hallazgos durante la supervisión de las áreas de excavación que corresponden a la terminal de combustibles", dijo a la AFP el capitán Jesús Cantoral, jefe de la mesa de rescate arqueológico y paleontológico de la obra. 

Cantoral evoca ese momento frente a una de las perforaciones donde fueron hallados dos ejemplares de mamut, uno de ellos casi completo pues solo le falta la defensa (colmillo). 

Una decena de trabajadores y especialistas escarban para extraer los huesos de uno de ellos, cuidando que el montículo de tierra que sostiene al otro no se desmorone. 

En paralelo a esa labor, las obras del aeropuerto, un proyecto emblemático del presidente Andrés Manuel López Obrador, avanzan a contrarreloj pues el mandatario izquierdista prometió que la terminal será inaugurada en marzo de 2022. 

Ajenos a los hallazgos, que están dispersos por toda la construcción, miles de obreros continúan su marcha, al igual que decenas de excavadoras y camiones que no cesan de remover tierras y transportar materiales.

Las autoridades afirman que han mantenido una vigilancia estricta para garantizar que los restos sean preservados.  

"Se ha mantenido una supervisión constante y al día de hoy tenemos 194 puntos de hallazgos, se han recuperado más de 100 individuos de mamuts, camello, caballo, bisonte, de pez, de aves, antílopes, roedores", detalla Cantoral. La mayoría tiene entre 25.000 y 10.000 años de antigüedad. 

- Lago prehistórico -

Los investigadores creen que el alto número de restos encontrados obedece a que esta zona correspondía al lago de Xaltocan, donde había abundante agua y alimento para los animales. 

"Había una gran cantidad de recursos naturales, suficientes para mucho tiempo, muchas generaciones", explica la arqueóloga Araceli Yáñez, encargada del área donde están los dos ejemplares de mamuts.

La especialista agrega que en invierno el terreno se volvía fangoso, lo que ocasionaba que animales inmensos como esos mamíferos se quedaran atascados y murieran por inanición. 

Este no es el único hallazgo de mamuts en la zona. 

En el cercano municipio de Tultepec existe un museo dedicado a los restos de estos gigantes descubiertos en la zona; en noviembre pasado también fueron hallados los esqueletos de 14 mamuts

El gobierno inició la construcción del nuevo aeropuerto en la base militar de Santa Lucía en 2019, tras cancelar las obras de otra terminal que se levantaba en Texcoco -impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018)-, alegando corrupción y despilfarro de recursos. 

La administración de López Obrador encargó al ejército mexicano la construcción de la obra, que ahora también incluirá un museo dedicado a los restos de mamuts y otros animales encontrados allí. 

"Se planea la construcción de un museo dedicado a los hallazgos paleontológicos en Santa Lucía, que va a estar ubicado en el interior de estas instalaciones", refiere el capitán Cantoral.