Escucha esta nota aquí

La rama egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), conocida como Wilayat Sina, golpeó hoy con fuerza la provincia del Norte del Sinaí egipcio, con una cadena de atentados suicidas y ataques contra puestos de seguridad que causó al menos 60 muertos.

El portavoz del Ejército egipcio, Mohamed Samir, informó en un
comunicado que unos 70 terroristas atacaron cinco puestos de
control
, lo que provocó la respuesta de las fuerzas de seguridad.

Hasta el momento, la versión oficial del Ejército, no supera la decena de víctimas, entre muertos y heridos. Un activista, que pidió el anonimato, de la zona explicó después del ataque, los yihadistas se desplegaron de forma masiva en la ciudad, implantaron explosivos en las carreteras y calles principales, y suspendieron la circulación de las ambulancias, aunque ya se han retirado de las calles. 

Uno de los ataques fue perpetrado por un suicida que hizo
estallar un coche bomba en un puesto de control en la zona de Abu
Rifai, en Sheij Zuaed, según las fuentes. Asimismo, se atacó la comisaría de Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí, y otros puestos de
seguridad, donde se enfrentaron a tiros con los efectivos del
Ejército y la Policía
.

Por su parte, Wilayat Sina afirmó en un comunicado difundido en
internet que "los leones del califato atacaron de forma simultánea
más de quince posiciones del Ejército apóstata".

Incremento de atentados en los últimos años

Los atentados terroristas han aumentado en Egipto, principalmente
en el Sinaí contra las fuerzas de seguridad, desde el golpe militar
de julio de 2013
contra el entonces presidente, el islamista Mohamed
Mursi, del que el viernes se cumplirán dos años.

Hoy mismo, el Gobierno egipcio aprobó varias remodelaciones
legislativas relacionadas con la lucha antiterrorista
para endurecer
las medidas gubernamentales contra el terrorismo y acelerar los
procesos judiciales contra las personas acusadas de implicarse en
ataques terroristas.