Escucha esta nota aquí

Decenas de estudiantes de la universidad china de Hong Kong (CUHK) desafiaron este jueves la ley de seguridad nacional impuesta por Pekín en junio pasado, tras meses de enormes protestas en el territorio semi-autónomo.

Hagan la Revolución, liberen Hong Kong!", "¡Una única salida, Hong Kong independiente!", corearon los estudiantes entre varias otras consignas en el marco de una ceremonia improvisada de graduación, constató un periodista de la AFP.

Se trata de las mismas consignas que resonaron durante las grandes manifestaciones de 2019, declaradas ilegales de acuerdo a la nueva ley de seguridad nacional, que prevé penas que pueden alcanzar hasta la cadena perpetua.

Además, los estudiantes entonaron "Glory to Hong Kong", canción prohibida por esta nueva ley.

La universidad, que fue en 2019 escenario de enfrentamientos a veces violentos entre estudiantes y la policía antidisturbios, precisó en un comunicado que se habían inscrito grafitis en varios lugares y que lo denunció a la policía.

"Mi mayor anhelo en el día de mi graduación es la caída del Partido Comunista Chino (PCCh)", confió a la AFP uno de los estudiantes, que se identificó como Wong, de 22 años.

"Para ser honesta, creo que el movimiento ya está finalizado", destacó otra estudiante que dijo llamarse Amanda. "La gente tendrá que reunirse nuevamente y volver al frente", añadió.

Los funcionarios chinos han afirmado que la nueva ley sobre la seguridad afectará solamente a "una pequeña minoría" de personas, pero que algunas opiniones se han vuelto ilegales, y ésta ha ayudado a poner fin al amplio movimiento de protesta.

Esta ley de seguridad fue refrendada eludiendo al Parlamento del territorio semi-autónomo. Los detractores de este texto creen que atenta gravemente contra las libertades, garantizadas en un principio desde su retrocesión a China en 1997.

Tras la inmensa movilización de 2019, Pekín se ha lanzado a controlar con mano dura a la ex colonia británica.