Escucha esta nota aquí

Casi un tercio de los peces del estado brasileño de Amapá presentan niveles de mercurio riesgosos para el consumo humano debido a las actividades de minería ilegal en esa región amazónica, reveló un estudio realizado por tres institutos de investigación y WWF-Brasil.

Los investigadores colectaron muestras de más de 400 peces en cinco regiones de Amapá, un estado limítrofe con la Guayana Francesa, incluyendo cuencas hidrográficas próximas a unidades de conservación, entre agosto de 2017 y mayo de 2018. 

Todos los peces registraron la presencia de mercurio, pero "la concentración superó el límite de seguridad en 77,6% de los (peces) carnívoros, 20% de los omnívoros y 2,4% de los herbívoros", precisó el estudio publicado esta semana en la Revista Internacional de Investigación Ambiental y Salud Pública.

"Cuatro de las siete especies con las mayores concentraciones de mercurio están entre las más consumidas en la región", agrega el texto. Los niveles más altos se detectaron en el pirapucú (Boulengerella cuvieri) y el tucunaré (Cichla monoculus).

El informe advierte que un consumo superior a los 200 gramos de las especies de pescado contaminadas puede comprometer la salud de los habitantes de las comunidades locales.

La presencia de niveles altos de mercurio en los ríos se debe a la práctica de la minería ilegal, que recurre a ese mineral para separar las partículas de oro, recuerda Marcelo Oliveira, especialista en Conservación de WWF-Brasil.

"El estudio trae datos contundentes sobre el nivel de destrucción que la minería ilegal de oro provoca en la Amazonia. Ya sabíamos cuánto destruía la selva, ahora tenemos más evidencias de cómo destruye la salud de quien vive allí", escribió Oliveira.

"Siempre fue considerado saludable comer pescado, pero ahora estamos descubriendo que poblaciones amazónicas están amenazadas por comerlo", dijo el especialista.

"En un estudio realizado en 2017 pudimos comprobar que un pez a 150 km de distancia de la fuente de mercurio muestra el mismo nivel de contaminación que uno a 50 km", acotó.

El especialista insta a cuestionar la procedencia de los productos consumidos y a invertir en "una minería responsable, porque lo que estamos viendo aquí es una ilegalidad descarada".

Además de WWF-Brasil, participaron investigadores de la Fundación Oswaldo Cruz (Ensp/Fiocruz), del Instituto de Investigaciones Científicas de Amapá (IEPA) y del Instituto de Investigación y Formación Indígena (Iepé).