Escucha esta nota aquí

El jefe de la diplomacia europea y los cancilleres de Francia, Alemania e Italia instaron el ayer a todas las partes enfrentadas en Libia a detener las operaciones militares de inmediato y respetar el alto el fuego.

Firmada por el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, y los ministros de Relaciones Exteriores Jean-Yves Le Drian (Francia), Heiko Mass (Alemania) y Luigi Di Maio (Italia), la declaración instó a "todas las partes libias e internacionales a detener de manera efectiva e inmediata todas las operaciones militares".

Los ministros europeos también insistieron en la necesidad de "participar de forma constructiva en las negociaciones 5+5", en referencia a una comisión militar conjunta que ayudó a negociar un alto el fuego anunciado en El Cairo, Egipto, a principios de este mes.

Los esfuerzos internacionales deben incluir "la retirada de todas las fuerzas extranjeras, mercenarios y equipos militares suministrados en violación del embargo de armas de la ONU de todas las regiones de Libia", señala el comunicado conjunto.

El alto el fuego libio ha sido respaldado por el mariscal Jalifa Haftar y debía entrar en vigencia el lunes.

Sin embargo, las fuerzas leales al Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) de Libia han declarado su objetivo de tomar Sirte, la ciudad natal del exlíder Muamar Gadafi, y consolidarse luego de una serie de victorias recientes contra los hombres de Haftar.

La declaración conjunta instó a los que luchan en Libia "a participar de manera constructiva en todos los aspectos del diálogo intralibio liderado por la ONU para allanar el camino para un acuerdo político integral, de acuerdo con los parámetros acordados en Berlín".

El 19 de enero los principales países involucrados en el conflicto acordaron en Berlín respetar el embargo de armas y dejar de interferir en los asuntos internos de Libia.