Escucha esta nota aquí

Los manifestantes, que desde hace más de un mes han salido a las calles de Venezuela para protestar en contra del Gobierno de Nicolás Maduro, han encontrado otra forma de afrontar a los funcionarios de seguridad al lanzarles tarros de excremento, que hoy se conocen como ‘puputov’.

 Estas "bombas", con nombre alusivo a los cócteles molotov, llevan escritas en su exterior frases como "con mucho cariño" y son arrojadas a los policías y a las tanquetas antimotines que los funcionarios de la fuerza pública utilizan para movilizarse, protegerse y a la vez dispersar las manifestaciones.

 Algunos medios locales reseñan que estas ‘puputov’ no solo han sido utilizadas en Caracas, sino también en estados del interior del país como los occidentales Mérida y Táchira y  Carabobo, lugares donde algunas de las protestas se han tornado violentas y degenerado en muertes y saqueos.

Tribunales militares 
La oposición venezolana y ONG condenaron ayer el juzgamiento de decenas de civiles en tribunales militares, que denuncian como una maniobra de Maduro para desactivar protestas en su contra que dejan 36 muertos en 40 días.
 La medida viene a echar sal a la herida en momentos de alta crispación por la convocatoria del mandatario a una Constituyente, que ha intensificado las marchas con las que la oposición exige elecciones. 

Comentarios