Escucha esta nota aquí

El presidente de Perú, Pedro Castillo, designó este jueves al exfiscal Avelino Guillén, quien procesó al exgobernante Alberto Fujimori, como nuevo ministro del Interior, el tercero en esta sensible cartera en sus primeros 100 días de mandato.

Guillén, de 67 años, sustituye a Luis Barranzuela, quien renunció el martes, con menos de un mes en el cargo, cuestionado por haber realizado una fiesta en su casa el domingo infringiendo una prohibición destinada a prevenir contagios de covid-19.

Castillo ha navegado por aguas turbulentas desde que asumió el poder, el 28 de julio. Hace un mes despidió a siete ministros (de un total de 19), incluido el entonces jefe de gabinete, Guido Bellido, y a mediados de agosto cambió de canciller.

El nombramiento de Guillén se concretó poco antes de que el Congreso peruano, controlado por la oposición derechista, retome un debate para decidir si concede o no un voto de confianza al gabinete desgignado el 6 de octubre, que encabeza la abogada ambientalista Mirtha Vásquez.

Guillén se hizo conocido por ser uno de los dos fiscales que acusó al expresidente Fujimori en el juicio que lo condenó en 2009 a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad. 

El voto de confianza es imprescindible para que el gabinete se mantenga en funciones, lo que hubiese sido virtualmente imposible si Barranzuela continuaba en su puesto.

Barranzuela quedó en el ojo del huracán luego de que el canal de TV Latina informara que había hecho una fiesta en su casa en Lima el domingo, con ocasión del Día de la Canción Criolla y la noche de Halloween, algo que había sido expresamente prohibido por decreto días antes.

Perú, de 33 millones de habitantes, ha sido duramente golpeado por la pandemia, aunque los nuevos casos vienen disminuyendo desde mayo. Acumula 2,2 millones de contagios y más de 200.000 decesos, y es el país con mayor tasa de mortalidad por coronavirus, 6.075 por cada millón de habitantes, según un recuento de la AFP en base a cifras oficiales.

Barranzuela había sido nombrado titular del Interior cuando Castillo reestructuró el gabinete el 6 de octubre y cesó a siete ministros.

Desde el retorno de la democracia a Perú en 1980, ha habido una gran rotación en el cargo de ministro del Interior. Desde entonces la cartera responsable de la seguridad pública ha tenido 53 titulares, de los cuales solo nueve permanecieron en el cargo durante más de 500 días, según el diario El Comercio.

Comentarios