Escucha esta nota aquí

Los mexicanos reclamaron justicia a las autoridades por el asesinato del periodista Javier Valdez y otros reporteros cuyos homicidios han quedado impunes, en un ambiente de indignación general.
 Valdez, de 50 años, fue acribillado el lunes en Culiacán, la capital del estado de Sinaloa (noroeste), cerca de las oficinas de Ríodoce, el semanario que fundó en 2003. Desde hacía más de una década era colaborador de la AFP y corresponsal del diario La Jornada.

A lo largo de su carrera se convirtió en uno de los mejores cronistas sobre narcotráfico y crimen organizado, al respecto  publicó varios libros que le valieron premios internacionales.
Valdez fue incinerado en su natal Culiacán ayer por la tarde. Su muerte avivó una herida que nunca se ha cerrado en México: la tragedia de ver cómo las voces de comunicadores que narran los problemas del país se silencian con las balas.

Cifras aterradoras
Desde 2000 han sido asesinados más de 100 periodistas, de los cuales 11 en 2016, una cifra récord. Este año suman ya cinco reporteros asesinados, además de un escritor que mantenía un programa de poesía en la radio.

El asesinato de Valdez redobló la presión sobre el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto para encontrar y juzgar a los responsables de las muertes de reporteros.

El mandatario aseguró el lunes haber ordenado "la investigación de este indignante crimen", pero las organizaciones de defensa de los derechos humanos y la libertad de expresión reprochan que más del 90% de estos homicidios permanecen impunes en México, el tercer país más peligroso para los comunicadores en Latinoamérica.   

El director para América Latina de Reporteros Sin Fronteras, Emmanuel Colombié, afirmó que "esta oleada de violencia pone en evidencia el estado de emergencia en que se encuentran los periodistas mexicanos" y reiteró que "el Gobierno mexicano debe actuar de manera proporcional a la gravedad de la situación y reforzar cuanto antes los mecanismos de protección de periodistas".

Por su parte, el presidente Evo Morales expresó, en Twitter, sus condolencias a la familia de Valdez y solicitó el esclarecimiento de su muerte.  “Condenamos el asesinato de Javier Valdez, y nos solidarizamos con su familia, el periódico La Jornada, y todo el pueblo mexicano”, dijo. 

Comentarios