Escucha esta nota aquí

Facebook anunció este miércoles que borró o restringió miles de cuentas de extrema derecha vinculadas al movimiento QAnon, un conjunto de teorías de la conspiración difundidas por partidarios del presidente estadounidense, Donald Trump.

"Hemos visto crecer esos movimientos que, aunque no organizan directamente episodios violentos, celebran actos violentos, muestran que tienen armas y sugieren que las van a utilizar", explicó la compañía estadounidense en un comunicado.

La red social también tomó medidas contra "grupos anarquistas que alientan la violencia en las manifestaciones" y contra milicias instaladas en Estados Unidos.

Los usuarios de Facebook podrán seguir publicando contenidos que apoyan a QAnon, siempre y cuando no infrinjan ninguna norma de la plataforma, que va a "restringir su capacidad para organizarse".

Según los adeptos de QAnon, una organización criminal en la que están implicados los Clinton, los Obama, los Rothschild y otros miembros de la élite mundial dirige Estados Unidos desde hace décadas. Los seguidores de esas teorías creen que Donald Trump acabará con el complot y le devolverá el poder al pueblo.

Facebook retiró cerca de 800 grupos, 100 páginas y 1.500 anuncios vinculados con ese movimiento en su plataforma principal.

También dio pasos para reducir el alcance de más de 10.000 cuentas en su otra red social, Instagram, y de cerca de 2.000 grupos y 440 páginas en Facebook, limitando las recomendaciones, bajando su posición en los hilos de noticias o impidiéndoles hacerse publicidad.

Facebook ha recibido presiones para evitar que se repitan los escándalos de las presidenciales de 2016, unos comicios marcados por campañas de desinformación y de manipulación de los electores en las redes sociales.

Algunos políticos y numerosas ONGs acusan a la empresa californiana de ser demasiado permisiva con los contenidos de odio, lo que provocó un boicot publicitario en la plataforma de cientos de empresas.

Twitter suprimió también el mes pasado miles de cuentas de QAnon.