Escucha esta nota aquí

Facebook informó el martes que ha vuelto a desmantelar una operación de manipulación ligada a Rusia para generar confusión en el periodo previo a las elecciones estadounidenses, siguiendo consejos del FBI sobre amenazas en la red social líder para evitar campañas de desinformación como en las anteriores presidenciales.

Una pequeña red de 13 cuentas de Facebook y dos páginas que se hacen pasar por periodistas fue eliminada de la red social por violar la política contra la "interferencia extranjera" en la plataforma.

La investigación que descubrió la operación encubierta, que estaba vinculada a la Agencia Rusa de Investigación de Internet (IRA), comenzó con un dato de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI), según el jefe de política de seguridad de Facebook, Nathaniel Gleicher.

Los creadores de las páginas "crearon personajes ficticios elaborados, tratando de hacer que las cuentas falsas parecieran lo más reales posible", aseguró Gleicher a periodistas.

El grupo publicó sobre temas "que incluyen la justicia social y racial en Estados Unidos y el Reino Unido, la política de la OTAN y la UE, presuntos crímenes de guerra occidentales y corrupción, problemas ambientales, sobre el fundador de Wikileaks, las tensiones entre Israel y Palestina, la pandemia del coronavirus, las críticas al fracking, la influencia francesa en África, la campaña de (los candidatos demócratas) Biden-Harris, QAnon, el presidente (Donald) Trump y sus políticas, y las políticas militares de Estados Unidos en África", aseguró Facebook.

Las fotos de perfil se generaron utilizando un software para parecer más realistas, y se reclutó a escritores para escribir material que se publicó en línea.

Además, se indicó que las páginas de Facebook estaban diseñadas para llevar a los usuarios a otros sitios web de la red social.

Aunque el gigante de las redes sociales ahora se centra en otras amenazas, menos controladas que las campañas que habían empañado las presidenciales de 2016 y que motivaron investigaciones oficiales, todavía mantiene la guardia alta para este tipo de acciones de cara a las elecciones del 3 de noviembre, en las que magnate republicano Donald Trump busca su reelección frente al exvicepresidente Joe Biden.