Escucha esta nota aquí

Un exguerrillero de las FARC fue asesinado en la convulsa región colombiana del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, denunció ayer ese partido político según el cual ya son 200 los antiguos combatientes víctimas de estos crímenes desde finales de 2016 cuando se firmó el acuerdo de paz.

La nueva víctima es Mario Téllez Restrepo, quien estaba trabajando en su parcela en el municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, cuando fue asesinado a tiros por desconocidos, dijo la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Los representantes de la FARC manifestaron su rechazo a este crimen y criticaron al Gobierno del presidente colombiano, Iván Duque, a quien responsabilizan de no tomar acciones para evitar estos asesinatos.

Por esta situación que viven los exguerrilleros de las FARC, los líderes del partido político tuvieron una reunión virtual el pasado 10 de junio con la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a quien pidieron asistencia internacional para evitar un "genocidio" de excombatientes.

Asimismo, la FARC aseguró que la violencia no solo afecta a los excombatientes sino también a sus familiares y puso como ejemplo lo ocurrido el pasado 7 de junio cuando desconocidos asesinaron en zona rural de Ituango, en Antioquia (noroeste), a un hombre y dos menores de edad, uno de ellos hijo de una desmovilizada.

Lo crímenes contra exguerrilleros son uno de los mayores obstáculos para la implementación de la paz de Colombia, cuyo estado será analizado en un informe que divulgará este martes el Instituto Kroc de la Universidad de Notre Dame, de los Estados Unidos.