Escucha esta nota aquí

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, saludó este viernes la liberación por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) del soldado Carlos Becerra Ojeda, secuestrado el pasado 19 de diciembre, y dijo que espera que no se repitan acciones de guerra como esa.

Becerra Ojeda fue entregado este viernes a una misión humanitaria encabezada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), en zona rural del municipio de Jambaló, en el departamento del Cauca (suroeste), según lo confirmaron las mismas FARC en un comunicado fechado en La Habana.

La guerrilla confirmó además que el soldado tiene algunas heridas "que no son mortales" y que ya está en manos de médicos y personal capacitado para evaluarlo.

"Esperamos que esta liberación sea muestra de la decisión irreversible de terminar el conflicto y que este tipo de sucesos no vuelvan a pasar", expresó Santos en su cuenta de Twitter.

El mandatario aseveró que la liberación de Becerra "es otro paso en la dirección correcta" para terminar con más de 50 años de conflicto armado mediante las negociaciones de paz que se celebran en Cuba desde noviembre de 2012.

Nuevo gesto de paz

El pasado 19 de diciembre, un día antes de que se iniciara el cese el fuego unilateral e indefinido anunciado por las FARC, Santos había manifestado que esperaba más gestos positivos por parte de este grupo insurgente para bajar la intensidad al conflicto armado en el país.

Las propias FARC que anunciaron ayer la liberación del soldado, destacaron que esta liberación es "un nuevo gesto de paz" y un "acto humanitario" puesto que el soldado fue herido durante el combate en el que fue capturado.

Sobre la liberación también se pronunció este viernes, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo.

"Bienvenido el soldado Becerra a la libertad, juntó a su familia y sus compañeros del Ejército", señaló en su cuenta de Twitter.