Escucha esta nota aquí

Felipe VI mostró el lunes (18.01.2021) su confianza en que el sector del turismo se pueda ir recuperando de manera paulatina del impacto de la pandemia para alcanzar "lo antes posible" las cifras de años pasados tras asegurar que el proceso de vacunación "llena de esperanza".

El rey presidió este lunes en el Palacio de El Pardo de Madrid la 113 reunión del consejo ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo (OMT), a la que asistió su secretario general, Zurab Pololikashvili, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Casi un año después de que empezara a propagarse el coronavirus, don Felipe afirmó que el mundo está inmerso en "una crisis excepcional" que ha afectado de manera "muy grave" al turismo y que ha puesto de relieve su "fragilidad" ante las restricciones de movilidad.

El que estas limitaciones se puedan ir superando, unido a las actuaciones públicas y privadas que se pongan en marcha, determinarán, según el jefe del Estado, la recuperación del sector.

"Confiamos firmemente en la paulatina recuperación de la actividad 'normal' para alcanzar lo antes posible cifras que nos animen a todos en el camino de seguir construyendo el futuro, sobre todo en un momento en el que el proceso ya de vacunación nos llena de esperanza ha comenzado", destacó el monarca.

Empleo a 2,7 millones de españoles

La pandemia ha planteado, a su juicio, la necesidad de "preparar a la industria turística ante los eventuales retos de futuro", aunque admitió que "no siempre son fáciles de prever".

El monarca hizo hincapié en que el turismo es "un fenómeno transformador de primer orden para las economías y las sociedades" y "un motor de desarrollo económico, social y humano", por lo que es "imperativo" reparar los efectos negativos.

"Nuestro compromiso con el turismo es firme y decidido", añadió el rey ante los miembros del consejo directivo de la OMT, organización de Naciones Unidas cuya sede está en Madrid. Por ello, recalcó que España está determinada a apoyar cualquier iniciativa posible que contribuya a restañar el "enorme" valor de la industria turística, que en España representa el 12,4 por ciento del PIB y da empleo a 2,7 millones de personas.

Después de que en 2019 España alcanzara la cifra récord de 83,7 millones de turistas, el pasado año cerró con apenas 20 millones, unas cifras que nos se daban desde los años 70 del siglo pasado, debido a los confinamientos y los cierres de frontera. (efe)

Comentarios