Escucha esta nota aquí

El grupo francés PSA (Peugeot Citroën) y el ítalo-estadounidense Fiat-Chrysler confirmaron su voluntad de fusionarse entre fines de 2020 y principios de 2021, a pesar de la pandemia de coronavirus, anunció el fabricante ítalo-estadounidense, que registró este martes una fuerte pérdida trimestral.

"A pesar de esta situación inesperada y sin precedentes, FCA y el grupo PSA están comprometidos a llevar a cabo la fusión entre iguales para crear un líder mundial del sector de la movilidad", precisó en un comunicado.

Los dos grupos seguirán "avanzando en los diversos aspectos para finalizar la fusión" y se comprometieron a completar la operación para "finales del 2020 o principios del 2021", asegura FCA en el comunicado.

La decisión fue confirmada el mismo día en que Fiat Chrysler sufrió una pérdida neta de 1.700 millones de euros en el primer trimestre, debido al derrumbe del mercado mundial por la pandemia.

El volumen de negocios del grupo, que incluye las marcas Fiat, Chrysler, Jeep, Maserati, Alfa Romeo, Dodge y Ram, cayó un 16% registrando 20.560 millones de euros, contra 21.710 millones euros calculados por los analistas.

El grupo había cambiado sus pronósticos para 2020 el 18 de marzo debido al impacto de la epidemia de coronavirus en el mercado automotriz y el cierre de algunas fábricas. En los primeros tres meses del año, Fiat vendió 818.000 vehículos, una cifra 21% inferior a la del año anterior.

La situación en abril fue peor: las matriculaciones de automóviles nuevos colapsaron un 97% en Reino Unido, 97,5% en Italia y 89% en Francia, aunque se prevé abrir las plantas de ensamblaje en julio.

"En esta adversidad sin precedentes, FCA siempre ha dado prioridad a la salud y a la seguridad de sus trabajadores y de la comunidad", aseguró Mike Manley, consejero delegado de FCA.

Comentarios