Escucha esta nota aquí

El FMI está en una fase inicial de la discusión con Argentina centrada en escuchar las prioridades de Buenos Aires, dijo este jueves el portavoz de la entidad, después de que el gobierno de Alberto Fernández acudiera al organismo para acordar un nuevo programa crediticio.

"Estamos en las fases iniciales del proceso y en esta fase estamos centrados en primer lugar en escuchar a las autoridades argentinas para ver cuáles son sus prioridades", indicó este jueves Gerry Rice en una rueda de prensa virtual desde Washington. 

El gobierno argentino busca un nuevo trato con el FMI para reemplazar el acuerdo suscrito por el anterior mandatario, el liberal de Mauricio Macri en 2018 por 57.000 millones de dólares, de los cuales el país recibió 44.000 millones.

Rice informó que los funcionarios del Fondo están "recopilando información sobre la situación económica actual para establecer las modalidades para el trabajo conjunto" con Buenos Aires. "Obviamente el plan fiscal de las autoridades va a ser parte de ese diálogo", precisó.

"Por el momento las discusiones son online y ahora mismo no hay una fecha para una visita física a Argentina", agregó el portavoz. 

El gobierno de Fernández anunció el 26 de agosto que "tras poner en orden las cuentas con los acreedores" privados comenzará a trabajar para hacerlo también con "los organismos internacionales de crédito, en especial, el FMI". 

Argentina reestructuró 66.000 millones de dólares de deuda emitida bajo legislación extranjera con acreedores privados luego de meses de negociaciones y dos ofertas presentadas, y después siguió la reestructuración de 98,8% de su deuda de 41.700 millones de dólares en bonos bajo legislación nacional.

Tras cancelar en 2006 la deuda que mantenía con el FMI por 9.800 millones de dólares, Argentina enfrió su relación con el organismo multilateral durante 12 años, lapso en el que no permitió las visitas de revisión de sus cuentas.