Escucha esta nota aquí

Francia decidió acoger a un total de 500 migrantes menores tras el incendio que destruyó el campamento de Moria, en la isla griega de Lesbos, anunció el miércoles por la noche el secretario de Estado francés para Asuntos Europeos. "Francia ya asumió un compromiso específico [para acoger] a 350 menores [...] y vamos a asumir un compromiso adicional de unos 150 menores", declaró Clément Beaune en la radio RTL.

"Desde el comienzo de año, en solidaridad con Grecia, Francia recibirá a 1.000 personas, la mitad de ellos menores y familias con dificultades", añadió.

El incendio ocurrido en el campo de Moria, hace dos semanas, dejó sin techo a los alrededor de 12.000 migrantes que vivían allí hacinados y en condiciones insalubres.

Diez países de la Unión Europea se comprometieron a acoger a unos 400 migrantes menores no acompañados, evacuados de Lesbos. Entre estos, Alemania y Francia habían asegurado en un primer momento que se harían cargo de entre 100 y 150 de esos niños.

Además, Francia pidió el miércoles a Italia que deje atracar al barco humanitario "Alan Kurdi", que se dirige a Marsella (sur), después de no haber podido desembarcar en las costas italianas a unos 130 migrantes rescatados en el Mediterráneo, recordó Beaune.

La Comisión Europea desveló el miércoles un nuevo "Pacto sobre Migración y Asilo", que propone un "mecanismo de solidaridad" entre los 27, que pone el acento en el reenvío de los migrantes irregulares.