Escucha esta nota aquí

La presidencia francesa calificó este sábado de "inaceptables" las declaraciones del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien puso en duda "la salud mental" de su homólogo francés Emmanuel Macron, debido a su actitud hacia los musulmanes.

"Las palabras del presidente Erdogan son inaceptables. El exceso y la grosería no son un método. Exigimos a Erdogan que cambie el curso de su política porque es peligrosa desde todos los puntos de vista. No entramos en polémicas inútiles y no aceptamos los insultos", comentó a la AFP la presidencia francesa.

Fuentes del Elíseo también anunciaron que llamaron a consultas el embajador de Francia en Ankara.

Las relaciones entre Francia y Turquía, ambos miembros de la OTAN, se deterioraron en los últimos meses por sus discrepancias en los conflictos en el Mediterráneo oriental, Libia, Siria y más recientemente en la guerra entre Azerbaiyán y Armenia por la disputada región de Nagorno Karabaj.

Erdogan había asegurado antes este sábado que Macron necesita "un examen de salud mental" por las medidas respecto a la comunidad musulmana del gobierno francés, que prepara una ley contra el "separatismo" islamista.

"Qué se puede decir como jefe de Estado que trata de esta manera a millones de miembros de diferentes grupos confesionales: primero que nada, tenga un examen de salud mental", afirmó el presidente turco en un discurso televisado.

La presidencia francesa criticó, asimismo, "la ausencia de mensajes de duelo y de apoyo del presidente turco después del asesinato de Samuel Paty", el profesor francés decapitado el 16 de octubre por haber mostrado las caricaturas de Mahoma.

Además, expresó su malestar por las "declaraciones muy ofensivas (de Erdogan) durante los últimos días, especialmente su llamada a hacer un boicot a los productos franceses". 

El Eliseo volvió a exigir este sábado "que Turquía abandone sus aventuras peligrosas en el Mediterráneo y en la región" y denunció su "comportamiento irresponsable" en el conflicto en Nagorno Karabaj.

"Habrá nuevas exigencias. Erdogan tiene dos meses para responder. Deberán adoptarse medidas a finales de este año", añadieron las fuentes de la presidencia francesa sobre las tensiones entre Grecia y Turquía en el Mediterráneo oriental.

Comentarios