Escucha esta nota aquí

Francia logró una "primera victoria" contra el coronavirus que dejó casi 30.000 muertos, dijo el domingo el presidente Emannuel Macron, quien confirmó la reapertura de restaurantes y escuelas a partir del lunes.

"La lucha contra la epidemia no ha terminado, pero estoy satisfecho con esta primera victoria contra el virus", dijo Macron en un discurso televisado.

"A partir de mañana, todo el territorio, con la excepción de Mayotte (una isla en el Océano Indico) y Guyana, donde el virus todavía circula activamente, (...) pasará a la zona verde, lo que permitirá en particular una reanudación más intensa del trabajo y la reapertura de cafés y restaurantes" en la región parisina, anunció el jefe de Estado.

Macron también destalló que desde el lunes vuelve a ser obligatoria la asistencia a las escuelas elementales y medias, que habían comenzado a reabrir sobre la base del voluntariado.

El presidente subrayó que el Estado invirtió "500 mil millones de euros" para hacer frente a la crisis social y económica generada por la epidemia, pero descartó alzas de impuestos para financiar ese gasto.