Escucha esta nota aquí

Por RFI

El ministro de Salud de Francia denunció este martes una campaña “peligrosa e irresponsable” organizada por una oscura agencia de comunicación basada en Londres con empleados rusos para criticar la vacuna desarrollada por la farmacéutica Pfizer. Las miradas se dirigen a Moscú.

Influencers franceses con cientos de miles de suscriptores en TikTok, YouTube o Instagram denunciaron en las últimas horas la propuesta de criticar la vacuna Pfizer a cambio de dinero.

Acabo de recibir en Instagram una solicitud de colaboración pagada 2.000€ la story para desacreditar la vacuna de Pfizer-BioNTech (como decir efectos secundarios graves, etc.) 🤣. Si ves este tipo de post entre los "influencers ten cuidado”, anunció en Twitter un interno en medicina seguido por 84.000 personas en Instagram.

 

Como él, el humorista Sami Ouladitto (casi 400.000 suscriptores en YouTube), o el divulgador científico Léo Grasset (1,17 millones de suscriptores en su canal de YouTube) contaron la misma historia en Twitter, explicando que una agencia los contactó para ofrecerles una "colaboración" para criticar verbalmente la vacuna de Pfizer/BioNTech.

"Había que decir que la vacuna de Pfizer/BioNTech causó tres veces más muertes que la de AstraZeneca", dijo Jérémie, alias "Doctor JFK" en Tik Tok, en declaraciones a la radio Franceinfo. "La persona que se puso en contacto conmigo quiso permanecer totalmente de incógnito, mientras que en general, cuando hay una asociación, siempre hay que citar la marca. Fue realmente sorprendente", subrayó.

Según la investigación de la radio pública Franceinfo, las pistas conducen a Rusia.  “En un intercambio de correos electrónicos que Franceinfo ha podido consultar, la agencia de comunicación pide a otro influencer que afirme que los medios de comunicación ocultan información al público y que la Unión Europea ha favorecido la vacuna de Pfizer. Estos mensajes están firmados por la agencia Fazze, que está domiciliada en el Reino Unido pero no está registrada en el país. Su dirección en Londres es falsa y sus pocos empleados, rusos o educados en Rusia, han ido borrando sus cuentas en las redes sociales desde que se conoció la noticia”, señala.

"La agencia Fazze, en su sitio web, se describe a sí misma como una 'plataforma de marketing de influencers', a los que ofrece distintas herramientas. Tiene su sede en el Reino Unido, pero no es una empresa registrada en el país. Su dirección en Londres es falsa y en 2018 tenía su domicilio en las Islas Vírgenes británicas, en el Caribe", informa Daniel Postico, corresponsal de RFI en Londres..  

El gobierno francés se ha tomado en serio esta campaña, aunque no confirmó el origen de ésta. "No sé de dónde viene, no sé si viene de Francia o del extranjero", comentó el ministro francés de Salud, Olivier Véran el martes. "Es patético, es peligroso, es irresponsable y no funciona", agregó.

Comentarios