Escucha esta nota aquí

Francia realiza esta semana sus primeros ejercicios militares en el espacio para poner a prueba su capacidad de defender sus satélites, en una señal de la creciente competencia entre las potencias mundiales en la órbita terrestre.

Michel Friedling, jefe del recién creado Comando Espacial francés, calificó los ejercicios de "prueba de esfuerzo de nuestros sistemas" y dijo que "eran una primicia para el ejército francés e incluso una primicia en Europa".

Con el nombre de "AsterX", en un guiño al primer satélite francés de 1965, los ejercicios simularán el seguimiento de un objeto espacial potencialmente peligroso, así como una amenaza a un satélite.

La "Space Force" de Estados Unidos y el Centro de Situación Espacial de Alemania también participan en este ejercicio.

El Comando Espacial de Francia fue anunciado en 2019 y está previsto que cuente con 500 personas para 2025.

"Nuestros aliados y adversarios están militarizando el espacio (...)... tenemos que actuar", dijo entonces la ministra de Defensa, Florence Parly.

Parly dijo que Francia tenía previsto desarrollar armas láser antisatélite y nuevas capacidades de vigilancia para acortar distancias con China, Rusia y Estados Unidos.

Las inversiones en el programa espacial están programadas para alcanzar 4.300 millones de euros (5.000 millones de dólares) durante el período presupuestario 2019-2025, una fracción de la cantidad gastada por Estados Unidos o China.

En 2018, Francia acusó a Rusia de intentar interceptar las transmisiones de un satélite franco-italiano utilizado por los ejércitos de ambas naciones para las comunicaciones seguras.

El satélite ruso Louch-Olymp supuestamente se acercó al satélite Athena-Fidus en lo que las autoridades francesas llamaron "un acto de espionaje".

Comentarios