Escucha esta nota aquí

Francia registró 330 muertos por Covid-19 en las últimas 24 horas, con lo que el total de fallecidos desde que se inició la epidemia se eleva a 25.531, informó este martes la Dirección General de Salud.

Aunque todavía hay 3.430 pacientes en los servicios de cuidados intensivos, la presión sigue aliviándose, con 266 pacientes menos en las últimas 24 horas, agregó.

Tras casi dos meses de confinamiento, Francia empezó a retirar progresivamente las medidas el lunes, aunque la vuelta a la normalidad tardará todavía algunos meses.

Este martes, el presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió que es "demasiado pronto" para planificar las vacaciones de verano. "Lo sabremos a principios de junio", dijo en una entrevista televisada.

"Vamos a limitar los viajes al extranjero, incluso durante las vacaciones de verano. Nos quedaremos entre europeos, quizás incluso tendremos que reducir un poco más" en función de la epidemia, añadió el mandatario, al término de una visita a un colegio en la región parisina.

El desconfinamiento se anuncia muy paulatino. En un primer momento, los desplazamientos seguirán limitados, a un centenar de kilómetros como máximo del domicilio. 

Los comercios empezarán a abrir, pero no los bares, ni los restaurantes, ni los cines.