Escucha esta nota aquí

Las autoridades francesas retiraron el domingo una instalación temporaria de la bandera Europea en el monumento del Arco del Triunfo en París, después de que opositores de derechas al presidente Emmanuel Macron le acusaran de 'borrar' la identidad francesa.

La bandera azul se izó en lugar de la francesa en Nochevieja para marcar el turno de Francia en la presidencia rotatoria del Consejo de la UE, que ocupará durante los próximos seis meses.

El Arco, que homenajea a los fallecidos en la Primera Guerra Mundial, y otros lugares emblemáticos como la Torre Eiffel y el Panteón también se iluminarán con luces azules durante la semana.

Pero los rivales de derechas de Macron para las elecciones presidenciales de primavera criticaron la retirada de la bandera tricolor, calificándola de afrenta al patrimonio de Francia y a sus veteranos.

"¡Presidir Europa sí, borrar la identidad francesa no!", tuiteó Valérie Pécresse, la candidata conservadora que según las encuestas, podría ser la principal opositora a Macron en las elecciones.

Pécresse le instó a restaurar la bandera francesa: "Se lo debemos a nuestros soldados que derramaron su sangre por ella".

La candidata de extrema derecha Marine Le Pen, que llegó a amenazar con presentar un recurso ante el Consejo de Estado, la máxima instancia judicial de Francia en materia administrativa, calificó la retirada de la bandera de la UE de "gran victoria patriótica", afirmando en Twitter que una "movilización masiva" había obligado a Macron a dar marcha atrás.

Pero un funcionario de la presidencia francesa dijo el domingo que la retirada de la bandera antes del amanecer estaba "en línea con el calendario previsto", insistiendo en que, a diferencia de las luces azules de los monumentos, sólo debía estar en el Arco durante dos días.

El secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, Clément Beaune, acusó el sábado a la derecha de "seguir desesperadamente las polémicas estériles de la extrema derecha".

El funcionario de Presidencia, que pidió no ser nombrado, no pudo decir cuándo volverá a ondear la enorme bandera francesa bajo el Arco, pero señaló que no era un elemento permanente para del monumento.

Comentarios