Escucha esta nota aquí

El papa Francisco llegó hoy a la base aérea portuguesa de Monte Real, desde donde se desplazará al santuario de Fátima para participar en las conmemoraciones del centenario de las apariciones marianas.

El vuelo papal de la compañía Alitalia, -en el que ha viajado la delegación vaticana y unos 70 periodistas-, aterrizó unos minutos después de las cuatro de la tarde, hora local (15.00 GMT) en esta base situada a unos 50 kilómetros de Fátima.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa; el primer ministro António Costa; y el presidente del Parlamento, Eduardo Ferro Rodrigues, encabezan la delegación de autoridades que dará la bienvenida al pontífice

El papa Francisco afirmó que el viaje a Fátima que comienza hoy es "especial" y será "un viaje de oración".

El papa saludó a los periodistas que le acompañan durante el vuelo que le trasladó hoy a la localidad portuguesa para participar en el centenario de las apariciones de la Virgen.

"Buenas tardes y gracias por vuestra compañía y el trabajo que haréis en este viaje especial, que es en viaje de oración que servirá de encuentro con el Señor y con la Santa Madre de Dios", dijo Francisco a los 70 periodistas que viajan con él.

Y agregó: "Gracias por la compañía y vamos adelante", para después saludar y detenerse unos instantes con cada uno de los periodistas.

Como recordó durante el vuelo el portavoz del Vaticano, Greg Burke, se trata de un visita sobre todo de oración en la que el papa "rezará por todos".

Francisco será así el tercer pontífice en aterrizar en esta base lusa como sus antecesores Pablo VI y Juan Pablo II, en 1967 y 1991, respectivamente.

En la agenda del pontífice, además, está incluida una oración en solitario en la capilla de la propia base, como también hizo Pablo VI al inicio de su peregrinación a Portugal en 1967, y donde dejará un regalo y firmará en el libro de honor, tras lo cual se trasladará al santuario de Fátima en helicóptero

Comentarios