Escucha esta nota aquí


Uruguay declaró ayer una alerta meteorológica por vientos muy fuertes e intensas lluvias, que dejan al menos una persona fallecida y miles de viviendas sin electricidad, dijeron autoridades.

Un “ciclón subtropical” azotó las costas del sureste del territorio, generando vientos sostenidos del Sur entre 60 y 80 kilómetros por hora, con rachas de hasta 100 km/h, según el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet).

La alerta naranja, la segunda en gravedad en el esquema uruguayo, se emitió para la mitad sur del país, aunque las condiciones climáticas se deterioraron sobre todo en los departamentos de Maldonado y Rocha, en la costa atlántica. Ambos suspendieron las clases de primaria y secundaria.

El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) uruguayo dispuso de centros de evacuación en la región para recibir a familias que optaran por salir de sus casas hasta que disminuyera el riesgo, en especial los residentes en primera línea de mar.

En Punta del Este

El ciclón, bautizado Yakecan por los meteorólogos -“el sonido del cielo” en tupí-guaraní-, golpeó con especial crudeza Punta del Este, unos 100 km al este de Montevideo.

En esta ciudad balnearia, rachas de viento de hasta 98 km/h produjeron olas de varios metros que invadieron la avenida costanera, dejando automóviles varados, mostraron videos de usuarios de Twitter.

El director del Sinae, Sergio Rico, pidió limitar las movilizaciones y “no salir de casa”, mientras la Intendencia de Maldonado llamó a la población a “extremar cuidados ante la situación meteorológica adversa”.

Cuadrillas de militares trabajaban para despejar caminos tras la caída de árboles en la zona de Atlántida y Parque del Plata, también en Maldonado, informó en un comunicado oficial en Twitter el Ejército.

Comentarios