Escucha esta nota aquí

Las fuerzas indias mataron el domingo en Srinagar, en el estado de Jammu y Cachemira, al jefe del principal grupo de insurgentes en la parte de Cachemira bajo control de India, anunció la policía.

El líder de la organización separatista Hizbul Mujahideen, Saifullah Mir, igualmente conocido con los nombres de Musaib y Dr Saif, murió durante un intercambio de disparos en el sector de Rangreth, en Srinagar, cerca del aeropuerto principal, indicó la misma fuente.

Uno de sus socios fue capturado vivo.

"El militante muerto durante enfrenamientos es el jefe de operaciones del Hizbul Mujahideen, el Dr Saifullah", declaró Vijay Kumar, inspector general de la policía de Srinagar, a la prensa en el mismo lugar del suceso.

"Es realmente un gran logro", añadió.

Saifullah Mir había reemplazado al exjefe del Hizbul Mujahideen, Riyaz Naikoo, al que las fuerzas gubernamentales indias mataron en el valle de Cachemira durante enfrentamientos en mayo.

Mir, de 31 años, que estaba principalmente activo en los distritos de Pulwama, Kulgam y Shopian, en el sur de Jammu y Cachemira, estudió biología y trabajaba como técnico antes de unirse a la organización insurgente en 2014, según las autoridades.

Las operaciones contra los insurgentes separatistas en Jammu y Cachemira, donde India desplegó a más de 50.000 hombres, se intensificaron desde el inicio del confinamiento a finales de marzo, impuesto en todo el país para luchar contra la pandemia de covid-19. Más de 100 insurgentes murieron en 2020, según la policía.

India enfrenta desde hace treinta años una insurrección separatista, que tiene apoyo de la población local en la parte de Cachemira bajo su control. 

El país acusa al vecino Pakistán de apoyar a estos grupos armados. La insurrección causó decenas de miles de muertos desde 1989, principalmente civiles.

Los insurgentes reclaman la independencia o la incorporación de la Cachemira india a Pakistán.