Escucha esta nota aquí

Rodrigo Martínez 

Los ganaderos del poblado de Central Citani, a 3 kilómetros al oeste de Colchane, denuncian que desde noviembre a la fecha han perdido más de 50 crías de llamas y alpacas. Se cree que el ganado fue atacado por un animal depredador de la zona

Los ganaderos han solicitado al Servicio Agrícola Ganadero (SAG) que investigue el inusual hecho, que según ellos, les ha generado millonarias pérdidas.

Los ataques han ocurrido en el campo cercano a las “chullpas”, donde desde el 2019 se ha reportado la presencia de zorros y pumas, que suelen atacar al ganado cuando pastorea, pero no dentro de los corrales, como han sido los ataques reportados de noviembre a la fecha y que solo afecta a las crías.

Javier García Choque, alcalde de Colchane ordenó que una profesional veterinaria del municipio examinara al cadáver del último animal atacado en estas inusuales circunstancias.

“Haremos la entrega de toda la información al SAG para que puedan concluir qué tipo de animal se trata y cómo contenerlo. De ser necesario enviaremos informes a otras entidades para que nos ayuden a encontrar a esta criatura”, indicó García.

Testigos

Luis Choque, uno de los ganaderos afectados reconoce que ha proliferado la presencia de zorros en el sector, pero los ataques a las crías no revisten las características de los efectuados en este último tiempo.

“Les hace un hoyito y no en el cuello si no en el costado, no le come la carne, ni las entrañas, nunca había visto algo así. Ataca de noche y los animales parecen no defender a la cría”, explicó Choque.

Examen 

La veterinaria municipal Andrea Nieto quedó asombrada al examinar la cría atacada. “Preliminarmente es difícil decir qué cosa fue el causante del ataque, no son marcas propias de depredadores de acá como el puma o el zorro. Se ven solo dos perforaciones a la altura de tórax y nada más, al parecer de ahí succionó el animal, pero hay que hacer una investigación más exhaustiva”.

La profesional dice que el SAG debería presentar un informe completo, ya que ella no puede descartar que se trata de una persona, aunque desecha la posibilidad que sea un murciélago debido al tamaño de estos animales y al de la herida. También descarta a perros salvajes ya que estos atacan en jauría y suele desgarrar a sus presas, “por la mordida puedo concluir que se trata de un animal con una mandíbula pequeña, por el tamaño de sus colmillos”.

Otra cosa que llama la atención a la veterinaria es que todos los testigos afirman que no han podido registrar ningún tipo de huella dentro de los corrales distinta a la del ganado que se refugia en ellos.

Comentarios