Escucha esta nota aquí

Un general del Ejército colombiano pidió perdón públicamente tras admitir que militares “mataron”, el pasado lunes, a un exguerrillero de las FARC que se había acogido al proceso de paz en Colombia. 

El caso desató ayer un fuerte rechazo de las fuerzas de oposición, incluida la FARC, el partido surgido del acuerdo de paz firmado en 2016 y que condujo al desarme de unos 7.000 combatientes.

La oposición exigió la renuncia del ministro de Defensa, Guillermo Botero, en el centro de las críticas tras haberse hecho eco de la versión de un cabo implicado en el crimen, según la cual Dimar Torres murió en un forcejeo cuando intentó arrebatarle el fusil. “Lo mataron miembros de las fuerzas armadas”, dijo el general Diego Muñoz.

Tags

Comentarios