Escucha esta nota aquí

El gobernador del estado San Pablo, el más afectado por el nuevo coronavirus en Brasil, anunció este miércoles que contrajo la enfermedad, pero continuará en funciones mientras cumple la cuarentena porque se encuentra asintomático. 

"Desgraciadamente di positivo, estoy con coronavirus. Absolutamente asintomático, me siento bien, voy a mi casa y seguiré el protocolo médico" de aislamiento durante los "próximos diez días", dijo el gobernador Joao Doria en un video publicado en su cuenta de Twitter.

Doria, de 62 años, explicó que dio positivo a su sexto test para Covid-19 y que seguirá en funciones por vía remota: "Mantendré mi relación con todos los sectores del gobierno de San Pablo por Zoom, celular o videoconferencia", agregó en el breve video.

Doria mantiene una abierta confrontación con el presidente Jair Bolsonaro por respaldar las medidas de confinamiento para prevenir la expansión del virus, mientras el mandatario tilda de "dictadores" a los gobernadores que han apoyado medidas similares y minimiza la enfermedad.

Once de los 27 gobernadores brasileños se han contagiado con el virus, incluido Wilson Witzel, de Río de Janeiro. 

Bolsonaro, de 65 años, también lo contrajo y se curó tras permanecer casi tres semanas confinado y sometido, según dijo, a un tratamiento con hidroxicloroquina, cuya eficacia contra el Covid-19 no está comprobada científicamente.

Brasil suma 3,1 millones de contagios y más de 103.000 muertos por coronavirus, el segundo país más afectado después de Estados Unidos.

En el gigante sudamericano de 212 millones de habitantes, el estado de San Pablo es el más poblado y el que acumula la mayor incidencia de casos de Covid-19, con 639.562 (un 20% del total de casos) y de muertes, con 25.571 (24%), según los datos oficiales publicados el martes.

San Pablo inició en junio una retomada gradual de las actividades económicas, permitiendo el funcionamiento del comercio, restaurantes y gimnasios, con ciertas restricciones. 

El gobernador es la segunda alta autoridad en el estado en contraer el virus, después del alcalde de San Pablo, Bruno Covas.

Junto a prestigiosos organismos de investigación en Brasil, Doria impulsa en San Pablo las pruebas en fase 3 -la última antes de la homologación- de dos vacunas para el coronavirus: la ChAdOx1 nCoV-19, desarrollada por la Universidad de Oxford junto a la farmacéutica británica AstraZeneca; y la Coronavac, del laboratorio Sinovac Biotech.

Doria aspira a que alguna de estas vacunas pueda ser producida en Brasil a inicios de 2021.