Escucha esta nota aquí

El canciller de Brasil, Ernesto Araújo, criticó este martes la "falta de independencia, de transparencia y de coherencia" de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el combate al coronavirus.

"Tenemos que examinar si es una cuestión de influencia política, una cuestión de influencia de actores no gubernamentales en la OMS o una cuestión de método de transparencia", dijo Araújo durante una reunión del gabinete del presidente Jair Bolsonaro.

El canciller apuntó específicamente a la "falta" de coherencia del organismo al dar pautas sobre "el origen del virus, el contagio, los modos de prevención, el confinamiento, el uso de la hidroxicloroquina, los equipos de protección y ahora sobre la transmisión por los asintomáticos".

El viernes, Bolsonaro había amenazado con retirar a Brasil de la OMS, acusando al organismo de "trabajar con sesgo ideológico".

Araújo recordó que los miembros de la OMS adoptaron el 19 de mayo una resolución que prevé la "evaluación independiente" de la respuesta a la pandemiaPero el jefe de la diplomacia de Brasil pidió que esta investigación sea realizada rápidamente. 

"Algunos dicen que tenemos que esperar al fin de la pandemia (...), pero yo creo claramente que no, porque todos los días las decisiones, ese ir y venir de la OMS, perjudica los esfuerzos de todos los países", explicó.

"Estamos coordinando con Australia, con la Unión Europea, con otros países, para ese examen imprescindible de lo que está ocurriendo en la OMS", agregó Araújo, para quien el objetivo último es lograr un "proceso de reforma" del organismo internacional.

Durante la reunión del gabinete, Bolsonaro recordó la más reciente controversia tras la declaración de Maria Van Kerkhove, una alta responsable de la OMS, quien dijo el lunes que la transmisión del nuevo coronavirus por personas asintomáticas parecía "muy inhabitual".

"Si decimos que la transmisión por personas asintomáticas es casi cero (...) eso podría dar una señal de una apertura más rápida del comercio", dijo Bolsonaro, quien desde el inicio de la pandemia criticó las medidas de confinamiento social tomadas por gobernadores y alcaldes.

Pero la OMS tuvo que aclarar este martes un "malentendido" sobre los asintomáticos. "Utilicé la expresión 'muy inhabitual' pero es un malentendido, me refería a un pequeño grupo de estudios", dijo Van Kerkhove.

Brasil es uno de los principales focos de la pandemia, con más de 37.000 muertos, la tercera cifra más alta del mundo detrás de Estados Unidos y Reino Unido.

El lunes, la OMS reclamó a Brasil "más transparencia" en la difusión de datos sobre el coronavirus, que en la última semana se publicaron erróneamente generando gran confusión.

El gobierno brasileño está alineado ideológicamente con el del presidente estadounidense Donald Trump, quien a fines de mayo anunció la ruptura de su país con la OMS, a la que acusa de ser haber actuado como un "títere" de China desde que estalló la crisis sanitaria.