Escucha esta nota aquí

El presidente Miguel Díaz-Canel prometió ayer que “Cuba va a vivir en paz”, al rechazar el desafío del opositor Yunior García, quien se encuentra sitiado en su casa por agentes de seguridad que buscan impedir que se manifieste en solitario en La Habana.

Con playera y pañuelo rojos, Díaz-Canel llegó al mediodía con su esposa Liz Cuesta al Parque Central, donde escuchó con entusiasmo música sentado en el suelo al lado de unos 70 estudiantes que apoyan al gobierno y habían acampado ahí desde el viernes.

“Cuba va a vivir en paz y viviendo en paz nos vamos a perfeccionar”, dijo el mandatario en breves palabras, al condenar “las campañas por subvertir el orden interno, las campañas mediáticas contra Cuba, contra la paz de Cuba”.

El mitin del presidente se desarrolló mientras el opositor Yunior García estaba bloqueado en su casa, en el barrio de La Coronela.

Sitiado

“Mi casa amaneció sitiada, está rodeado todo el edificio de agentes de la seguridad del Estado vestidos de civil haciéndose pasar por pueblo”, dijo García por la mañana en una transmisión directa por Facebook.

Un equipo de la AFP constató que su calle está bloqueada por una fuerte presencia de agentes civiles en acera y tejados.

García, fundador de Archipiélago, un grupo de reflexión política en Facebook, había llamado a una manifestación el lunes en la capital del país y en seis provincias más, pero el temor a posibles actos de violencia lo llevó a decidir marchar en solitario un día antes.

Archipiélago, con más de 30.000 miembros dentro y fuera de Cuba, mantiene de todas formas el llamado para protestar hoy. EEUU pidió al gobierno que permita la manifestación, pero el gobierno lo acusó de intromisión.

Comentarios