Escucha esta nota aquí

El gobierno afgano y los talibanes anunciaron el jueves haber concluido casi totalmente el intercambio de prisioneros al que se oponían hace seis meses, un avance importante en el proceso de paz entre los dos bandos, en guerra desde hace casi dos décadas.

"El gobierno liberó los últimos 400 prisioneros, exceptuando algunos que preocupan a nuestros socios", escribió en Twitter Javid Faisal, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC, un órgano gubernamental).

"Esperamos que las negociaciones [con los talibanes] empiecen rápidamente", añadió.

Las negociaciones de paz, que buscan poner fin a casi 19 años de conflicto, tenían que empezar en marzo pero fueron aplazadas a raíz de los desacuerdos sobre un intercambio de prisioneros: unos 5.000 talibanes contra un millar de miembros de las fuerzas afganas.

Esta disposición, incluida en el acuerdo firmado en febrero entre Estados Unidos y los talibanes, que prevé una retirada de las tropas extranjeras de Afganistán de aquí a mediados de 2021, no fue bien recibida por Kabul, que no formó parte de los firmantes del pacto.

Las autoridades afganas se mostraron muy reacias a poner en libertad a los últimos 400 insurgentes, algunos acusados de crímenes graves, pero finalmente accedieron esta semana a liberar la mayor parte, en vistas a las negociaciones de paz.

"Los esfuerzos diplomáticos están en curso", prosiguió Faisal. Los talibanes, por su parte, habían liberado los soldados reclamados por Kabul, añadió.

"Hemos liberado a todos los prisioneros del gobierno", confirmó un responsable talibán, añadiendo que casi todos sus combatientes habían sido liberados por Kabul.

"Siete de nuestros presos siguen en detención, porque Australia y Francia están preocupados sobre el tema", explicó. "La administración de Kabul los enviará a Catar donde permanecerán detenidos durante las negociaciones interafganas".

- Sin trabas -

Una fuente diplomática confirmó el jueves a la AFP la posibilidad de transferir esos siete prisioneros a Doha. 

"Los estadounidenses presionan a las autoridades afganas en este sentido. Pero los afganos todavía no tomaron su decisión final", explicó, bajo anonimato.

Aunque las negociaciones de paz tienen que empezar en Doha poco después del final del intercambio, la fecha para su inicio aún no se ha establecido.

Según varios responsables afganos, la delegación de negociadores de Kabul debe partir hacia Doha. 

"El gobierno ha levantado todos los obstáculos para el inicio de las negociaciones directas", explicó el jueves Najia Anwari, portavoz del ministerio para la Paz. 

"El equipo de negociadores (de Kabul) se prepara ahora para formar parte de las conversaciones", agregó.

Kabul ya envió un "pequeño equipo técnico" a Doha, para los "preparativos logísticos" de las conversaciones de paz, explicó el miércoles a la AFP.

Frente a los negociadores, el presidente Ashraf Ghani declaró el miércoles que se había superado una "etapa crucial hacia la paz". Y añadió que esperaba que este diálogo llevaría a una "reducción de la violencia y a un alto el fuego permanente".

Por su parte, los talibanes dijeron estar dispuestos a empezar las negociaciones con Kabul "la semana que seguirá" a la conclusión del intercambio de prisioneros.