Escucha esta nota aquí

La epidemia del nuevo coronavirus está "controlada" en Turquía, pero a partir de ahora habrá que habituarse a una "vida social bajo control" con medidas para evitar un nuevo brote de contagios, declaró este miércoles el ministro de Salud, Fahrettin Koca.

"La epidemia está bajo control (...), pero la amenaza sigue existiendo", indicó el ministro de Salud en una conferencia de prensa en Ankara.

Koca agregó que se entra en una "segunda fase" de la lucha contra la epidemia, con una suavización de las medidas adoptadas desde hace tres meses para frenar el virus, lo que significa la "vuelta a la normalidad" aunque precisó que la vida social sigue "bajo control".

Los centros comerciales podrán abrir de nuevo a partir del lunes, pero los restaurantes y cafés en dichos centros permanecerán cerrados, dijo el ministro. También podrán abrir las peluquerías, pero los clientes solo podrán acudir con cita previa.

En las próximas semanas, se mantendrá el confinamiento total durante el fin de semana en las 30 provincias más pobladas, entre ellas Estambul y Ankara.

Turquía, el séptimo país más afectado por la pandemia de coronavirus, ha registrado más de 131.000 casos y cerca de 3.600 fallecidos, según el último balance publicado el miércoles. Desde el 26 de abril, el número diario de muertos es inferior a 100.

Comentarios