Escucha esta nota aquí

Grecia intentaba este lunes volver a la normalidad económica con la reapertura de los bancos después de tres semanas de cierre y el inicio del proceso de pago de sus deudas al BCE y el FMI, el mismo día en que entró en vigor una importante subida del IVA.

Las sucursales de los bancos del país comenzaron a recibir por la mañana a los clientes que se presentaban en la ventanilla, aunque la afluencia no era excepcional, constató la AFP.

Aunque los servicios bancarios siguen siendo restringidos, se puede volver efectuar compras en el extranjero y, en el caso de los que tienen que pagar tratamientos médicos o sus estudios fuera de Grecia, hacer transferencias al exterior.

Algunos esperaban algo más. Grigoris, un jubilado de 76 años, deseaba sacar de una vez el importe máximo autorizado hasta el viernes, 300 euros para cinco días.

"Me han explicado que debía esperar hasta el final de la semana para retirar esa cantidad", explicó decepcionado.

Luka Katseli, presidenta de la Unión de Bancos Griegos y del Banco Nacional de Grecia, una de las cuatro principales entidades helenas, llamó a los usuarios a traer sus ahorros a los bancos para contribuir a la solvencia del sistema.

"Si sacamos el dinero de nuestras cajas fuertes y de nuestras casas, donde, de todas formas, tampoco está seguro, y lo traemos a los bancos, reforzamos la liquidez" de la economía, declaró a la cadena Mega, recordando que cerca de 40.000 millones de euros habían sido retirados desde diciembre, degradando considerablemente la situación.
?