Escucha esta nota aquí

Militantes de Greenpeace se manifestaron este jueves en varios lugares simbólicos de Francia para denunciar la "inacción" y el "silencio" del gobierno ante los incendios en la Amazonia.

Una decena de militantes, entre ellos uno que llevaba una máscara con la imagen del presidente Emmanuel Macron, desplegaron árboles de cartón y una banderola con el mensaje "Amazonia en llamas, Macron sigue siendo cómplice" frente a la sede del ministerio de Transición Ecológica en París, constataron periodistas de la AFP.

Se produjeron acciones similares frente al ministerio de Agricultura y la Torre Eiffel, así como delante de 17 prefecturas francesas, explicó Greenpeace.

La ONG denunció la "inacción" de París frente a la deforestación, especialmente debido a los incendios provocados para usar la tierra para la ganadería y la agricultura. También lanzó una petición en línea para hacer un llamamiento a las autoridades al respecto.

Macron estimó en agosto de 2019 que Francia era "en parte cómplice" de esta lacra, debido a la llamada "deforestación importada", por ejemplo, al importar soja cultivada en el Amazonia para la ganadería.

"Desde entonces, no se hizo nada para poner fin a la responsabilidad de Francia en la destrucción irreversible del mayor bosque tropical del mundo", denunció Cécile Leuba, encargada de campaña en Greenpeace Francia, fustigando la "inacción y el silencio del gobierno frente a la catástrofe climática y medioambiental que vive el Amazonia".