Escucha esta nota aquí

El grupo opositor Archipiélago denunció este martes que la "militarización extrema de las calles" y el bloqueo de más de 100 activistas en Cuba impidieron la marcha prevista la víspera, por lo que extenderán hasta el 27 de noviembre las acciones de protesta.

El Gobierno respondió con una "militarización extrema de las calles, más de 100 activistas sitiados, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, actos de repudio, violencia, amenazas, coacción y discursos de odio", dice una declaración enviada a la AFP por Archipiélago, el grupo de debate político que organizó la frustrada manifestación del lunes 15 de noviembre.

El grupo, con 30.000 miembros dentro y fuera de la isla, había convocado a la marcha por la liberación de los presos políticos, por los derechos ciudadanos y la democracia, pese a que las autoridades prohibieron esa protesta y advirtieron de sanciones penales.

"El recrudecimiento de la represión contra la ciudadanía y los manifestantes pacíficos no es ni será aceptada", asegura la declaración, que llama a extender la manifestación hasta el 27 de noviembre (27N).

Como parte de las acciones, Archipiélago pide a sus seguidores vestir de blanco y usar rosas blancas como emblemas, hacer videos individuales y participar en un "cacerolazo" por las noches.

El lunes fueron detenidos al menos el opositor de línea moderada Manuel Cuesta Morua; la dirigente del movimiento disidente Damas de Blanco, Berta Soler, y su marido, el expreso político Ángel Moya. Los tres fueron liberados en la madrugada, según informaron a la AFP el propio Cuesta y la opositora Martha Beatriz Roque.

Según Roque, aún permanecen apresados al menos siete opositores en las provincias de Matanzas (oeste) y Cienfuegos (centro).

También fueron arrestados la historiadora Carolina Barrero, que había estado impedida de salir de su casa desde hacía 200 días, y Guillermo Fariñas, detenido desde el viernes en la central ciudad de Santa Clara.

La casa del fundador de Archipiélago, el dramaturgo Yunior García, de 39 años, seguía el lunes custodiada por la Policía, luego de ser impedido el domingo de hacer una marcha en solitario por una importante avenida de La Habana.

Hasta este martes no había mensajes suyos en redes sociales, ni la prensa había podido contactarlo.

El 27 de noviembre se cumple el primer aniversario del plantón de más de 300 jóvenes artistas frente al ministerio de Cultura cubano, reclamando libertad de expresión.

El grupo sigue exigiendo que "se liberen a todos los presos políticos", libertad de expresión y derechos de reunión, cese de los actos de repudio y "de todo tipo de violencia por motivos políticos".

La convocatoria surgió después de las históricas manifestaciones que estallaron de manera espontánea el 11 de julio al grito de "Libertad" y "Tenemos hambre", con saldo de un muerto, decenas de heridos y 1.270 detenidos, de los cuales 658 siguen en la cárcel, según la ONG de derechos humanos Cubalex.

Comentarios