Escucha esta nota aquí

Opositores venezolanos intentarán entregar hoy una proclama en las principales unidades militares del país, en la que exhortan a la Fuerza Armada a romper con el presidente Nicolás Maduro, anunció ayer el jefe parlamentario, Juan Guaidó. Mientras tanto, el denominado Grupo de Lima convocó a Cuba a sumarse a una mediación que permita una salida pacífica al conflicto político en Venezuela y exhortó a Rusia y Turquía a abstenerse de intervenir.

“De manera pacífica, cívica (...) vamos a entregar un documento sencillo, una proclama a las Fuerzas Armadas para que escuchen el llamado de Venezuela, que es posible una transición rápida para producir elecciones libres”, dijo Guaidó en rueda de prensa un día después de convocar a marchas hacia las guarniciones.

Según el opositor, reconocido como mandatario interino de Venezuela por medio centenar de países, el mensaje ratificará el “compromiso” del Legislativo, de mayoría opositora, con una ley de amnistía para los uniformados que den la espalda al gobernante socialista.

Este nuevo desafío se produce luego de que el pasado martes el diputado liderara la sublevación de un reducido grupo de militares en Caracas, con la expectativa de que la Fuerza Armada se sumará al alzamiento.

Pero la cúpula reiteró su lealtad a Maduro, tras lo cual 25 uniformados pidieron asilo en las embajadas de Brasil y Panamá, y el opositor Leopoldo López, liberado por los rebeldes de su arresto domiciliario, se refugió en la residencia del embajador de España.

El Grupo de Lima acordó invitar a Cuba y al Grupo de Contacto Internacional (GPI) para que participen de manera conjunta en una solución a la crisis política en Venezuela, tras una reunión de urgencia del bloque celebrada en la cancillería peruana.

“Los países del grupo de Lima deciden hacer las gestiones necesarias para que Cuba participe en la búsqueda de la solución a la crisis en Venezuela”, dijo el canciller peruano Néstor Popolizio.

Tags