Escucha esta nota aquí

El asesinato tuvo lugar ayer cuando la mujer, Esther H., madre de seis hijos, de 52 años y colona, hacía ejercicio en el bosque de Reihan, cerca del asentamiento de Tal Menashe, donde residía (al oeste de la ciudad palestina de Jenin).

Las autoridades fueron alertadas por su marido de que había salido a correr y no había regresado, tras lo que se inició una búsqueda que dio fruto sobre las dos de la madrugada, cuando se encontró su cadáver.

"Varios elementos de la escena (del crimen) sugieren que el incidente puede haber sido cometido por propósitos nacionalistas", describe el digital N12, que añade que el servicio de Inteligencia interior ha iniciado una investigación.

El Consejo Regional de Samaria, que agrupa los asentamientos judíos en el norte de Cisjordania, señaló en un comunicado que el asesinato es "un acto de terrorismo".

Yossi Dagan, presidente del Consejo, aseguró que Hurgan "fue brutalmente asesinada, con la cara y el cráneo golpeados con una piedra, a sangre fría. ¿Qué clase de bárbaros harían esto?", informó el digital Ynet.

CP (efe, Ynet, The Jerusalem Post)

Comentarios